Columna Pluma Negra

Alcaldes contra la pared

Pluma Negra

Ignacio Álvarez

Político en desgracia

Los alcaldes electos y los de salida de Veracruz reciben una mala noticia más, resulta que en su comparecencia de la Glosa del Informe de Gobierno, el titular de la Secretaría de Finanzas, José Luis Lima Franco les pidió a las autoridades municipales que no lo busquen para que los rescaten financieramente si tienen problemas. El funcionario conminó a los ediles que organicen sus prepuestos porque el 2021 no fue un buen año para la recaudación.

Y aunque no se refirió con precisión a los que ya se van o a los que llegarán el 1 de enero, es un hecho que el mensaje va para todos, puesto que el presupuesto municipal del 2022, les toca a los actuales ediles a pesar de que se ejerce en el año siguiente.

La noticia del titular de SEFIPLAN a los alcaldes no es alentadora, sobretodo porque ha trascendido  que desde MORENA se está presionando a los alcaldes electos de ese y de otros partidos para que contraten a ciertas firmas constructoras y despachos para  la transición y la operación una vez en funciones.

Además, también se sabe que al menos a los ediles de MORENA que tomarán protesta el 31 de diciembre, les revisan las propuestas de sus nombramientos a los principales cargos municipales, con la condicionante que deben ser militantes del partido por encima de todo.

Ahora, con la noticia de que no habrá ayuda financiera si existen problemas económicos, los ganadores de la elección ya no se sienten tan cómodos ni orgullosos de ser la primera autoridad de sus municipios.

Y es que si no los rescata el gobierno estatal, los municipios podrían quebrar porque la mayoría de los recursos federales llegan etiquetados y la gran mayoría de las administraciones municipales mantienen deudas de todo tipo, desde laudos laborales hasta pagos comprometidos, además de  abultadas nóminas con personal sindicalizado más los favores por pagar en personal de confianza.

Politico en desgracia

Al político de la CNC y ex diputado local Antonio García Reyes le persigue de alguna manera la muerte,  diversos acontecimientos lo han colocado en ventaja y desventaja, con más lamentaciones que beneficios.

El 6 de enero del 2018, su hijo César Antonio Garcóa Cosquilla quien había sido candidato a la alcaldía de Tenampa en el proceso electoral local inmediato anterior, fue asesinado en una estación de gasolina en Monte Blanco, municipio de Fortín. El joven político del PRI, era ingeniero químico y activista social en las filas de la CNC.

El 9 de noviembre del 2019, el diputado local, Juan Carlos Molina Palacios es asesinado en su domicilio en Medellín de Bravo y su suplente Antonio García Reyes asume la diputación que concluyó el pasado 5 de noviembre del 2021.

Apenas 15 días después, García Reyes al conducir en estado de ebriedad, provoca un accidente con la fatal consecuencia de la pérdida  de una menor de siete años que estaba en el lugar y hora equivocada.

Los acontecimientos violentos y de muerte han rodeado al dirigente de la CNC en la región de Huatusco, desde el 2018. Ahora desde prisión y con la cruda  moral, inicia el proceso legal.