Columna GUSTAVO RENTERIA

Aforados que perderán su protección

Con Valor y Con Verdad

Por Gustavo Rentería*

Durante los años 2004 y 2005 se responsabilizó al entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal (hoy Ciudad de México) de violar una orden judicial que exigía la suspensión de la construcción de una calle en un terreno que iba a un hospital, expropiado años atrás por gobiernos anteriores.

Se alegó que el tabasqueño dilató mucho en parar la obra, e inició un debate jurídico absurdo. Todos sabíamos que Vicente Fox Quesada y el “aparato” querían detener al principal líder de la oposición que tenía inmunidad jurídica (fuero); pero el titular del Ejecutivo solicitó a la Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía), un juicio de desafuero en el Congreso de a Unión, para que AMLO respondiese ante la justicia por sus presuntas responsabilidades.

En San Lázaro remató el de Macuspana diciéndole a los diputados federales: “ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes y a mí, nos juzgue la historia.”

Fue una maniobra política electoral inadecuada. Buscaban que no reuniera los requisitos para aparecer en la boleta electoral, en las elecciones del 2006, pero ese 7 de abril del año inmediato anterior, le salió al PRI y al PAN el tiro por la culata: se dio el banderazo a un movimiento social de dimensiones impresionantes. Aunque algunos lo duden, hoy vivimos en un país que odia por un lado a su Presidente, y otros que lo aman.

Las urnas son un termómetro fundamental. Más allá de las encuestas, que son vehículos de acceso al poder (salvo honrosas excepciones) en las intermedias del 6 de junio pasado, obtuvo su colación gobiernista 12 de quince gubernaturas, y mantuvo el control de la Cámara de Diputados. Es decir, el control del dinero.

El 24 de febrero del presente año la FGR, apoyada en un expediente conjunto de la SEIDO, UIF y DEA y después de congelar alrededor de 60 cuentas propiedad del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca solicitó al Congreso de la Unión un juicio para desaforarlo. El 30 de abril se aprobó con 302 votos a favor, 134 en contra y 14 abstenciones y así se le despojó de la protección.

El congreso estatal de mayoría panista lo protegió, pero no lo hará por mucho tiempo, porque Morena será mayoría en la próxima legislatura.

En este caso en particular se debate si será detenido el gobernador antes de entregar el poder y será un golpe terrible para el PAN o encumbrarán a un personaje que hasta candidato a la Presidencia de la República puede convertirse, si falla Alejandro Gertz Manero.

Hace unas horas la Sección Instructora de la Cámara Baja aprobó el desafuero de los diputados Mauricio Toledo (acusado de enriquecimiento ilícito) y del legislador Saúl Benjamín Huerta Corona (acusado por violación contra menores).

Toledo,  Huerta y Cabeza de Vaca irán a la cárcel, y serán trofeos de caza anticorrupción de la 4T. Preguntémonos, quiénes serán los siguientes “aforados” que perderán su protección. En Palacio Nacional ya traen a varios en la mira y la UIF, que comanda Santiago Nieto,  pronto entrará en acción.

*Periodismo, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx