Columna Línea Caliente

Columna Línea Caliente – Nemi, adiós

EDGAR HDEZ

Línea Caliente

 

Nemi, adiós

Por Edgar Hernández*

 

Muchos fueron los pecados que fue acumulando el controvertido Juan Antonio Nemi Dib, quien termina botando el arpa.

No más de 17 meses le duró el gusto a este legendario personaje que a cada chamba que llega sale rebotando.

Nemi es un hombre verdaderamente brillante, culto y de sabiduría política, pero algo no le funciona cuando está en el servicio público al cual ha servido desde muy joven, luego de ser un notable activista en la cruzada en contra de la instalación de la nucleoeléctrica de Laguna Verde.

Su alianza de vida con Dante Delgado un día terminó y ya en lustros recientes entró a la congeladora por apostar por un candidato a gobernador que no fue precisamente Fidel Herrera.

Desde luego que entre los claroscuros destaca su sensibilidad para el quehacer político. Es un hombre al cual no da pena servir como policía, cocinero o doctor.

Cuando diputado federal se destacó por su participación y él fue quien le puso el mote a Diego Fernández de Cevallos como el “Jefe” Diego.

Nemi es un buen escritor. Un estudioso de la política y un buen discursista que guarda amistad de vida con Pepe Yunes y con los Manzur de Córdoba, quien en tiempos recientes metieron la mano por él cuando fue despedido de manera fulminante.

Pero hoy una gota derrama el vaso.

En inédita declaración de prensa Nemi denuncia que todas las manifestaciones en su contra de parte de los trabajadores de la Secretaría de Salud, tienen otro fondo.

En sorpresiva revelación destapa la red de corrupción, robos y saqueos a la dependencia por los integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, Sección 26.

Señaló que al descubrir los hurtos de gasolina, compra venta de plazas, desaparición de medicamentos para mostrar farmacias en desabasto, es que interpuso 90 denuncias, incluso de carácter penal y otras ante contralorías internas.

Tras ello, la renuncia o cese sobrevino de manera terminante. Había brincado una norma elemental de dirimir el tema de manera mediática antes de hacerlo con su jefe, que es el gobernador Javier Duarte, quien  procedió a aceptar la dimisión y nombrar al doctor Fernando Benítez Obeso, actual director del CEM.

Eran demasiadas piedritas en el buche.

Ya el propio jefe del ejecutivo estatal había dejado claro ante su gabinete que ellos, los secretarios, solo son auxiliares directos en la atención de temas específicos ya que a final de cuentas el que responde a los veracruzanos es él como titular de las instituciones.

Nemi, de nuevo regresa a la banca.

Para muchos ya está muerto. Para otros es el regreso al Molcajete en espera de nuevos tiempos.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo