Columna Línea Caliente

Columna Línea Caliente – Juanelo, alcalde o hampón

Línea Caliente

Juanelo, alcalde o hampón

Por Edgar Hernández*

 

         “El que ambiciona lo ajeno, pierde temprano lo propio.” – Fedro.

 

Coatepec, Pueblo Mágico de Veracruz, sufre y vive la desgracia de ser gobernador por un alcalde que dista mucho en ser un funcionario responsable.

Apenas este jueves, lo que ya se rumoraba se confirmó, el alcalde Roberto Pérez Moreno, no es ninguna blanca paloma, mucho menos un representante popular honesto y decente.

Un conflicto con el Sindicato de Trabajadores de Limpia Pública fue la gota que derramó el vaso.

Desde meses atrás y, tras la desaparición y muerte de Guillermo Pozos Rivera, tesorero municipal de Coatepec, la Procuraduría General de Justicia del estado confirmaba que abría una investigación sobre estos hechos y los que resultaran.

De inmediato la consigna habría sido ir contra el alcalde Roberto Pérez conocido entre la población coatepecana como el Juanelo, el cual pinto tierra de por medio para evitar represalias.

Semanas más tarde se confirmaría que despachaba desde las Plazas Américas de Boca del Río y Xalapa, porque acercarse al municipio, ni Dios lo mande.

Lo cierto es que desde su llegada desconoció cuanto acuerdo sostuvo y mantuvo en pos de alzarse con la victoria electoral, claro sentado en la silla ya lo demás que importaba.

Así dejó colgados a empresarios radiofónicos y de medios por la capital; con el paso de los meses comenzó a trabar acuerdos con empresarios dedicados al manejo de la concesión de Limpia Pública por montos millonarios y que a todas luces se sabe incumplen con la normatividad vigente para las licitaciones.

A pesar de ello, Xalapa recibe aun los desechos sanitarios que deja diariamente Coatepec; en un negocio redondo que le estaría dejando a su alcalde un ingreso mensual aproximado sin que mediase pago de impuesto alguno por cerca de 400 mil pesos.

Si leyó bien amable lector, una cantidad que fácilmente le permitiría disfrutar de una vida llena de lujo y comodidad al término de su mandato, solo que no contó que para hacer estas cosas debía incluir a los relacionados en el proceso de recolección de basura, a los cuales se pensaba pasar de humo.

Este día le recordaron que para erigirse en reyezuelo de su Mágico Pueblo se necesita más talento que ambición, porque como dice el refrán popular la ambición revienta el saco y eso le ocurrió.

Tras una manifestación de empleados municipales, las fuerzas federales llegaron hasta el Palacio Municipal para abrir paso y dar con el Juanelo.

Algunas voces apuntan a que el operativo es una reacción a las cinco detenciones ocurridas el fin de semana en la zona de Los Sauces de Xalapa.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo