Columna Línea Caliente

Columna Línea Caliente – Héctor, siempre si va por la de dos…

Línea Caliente

 

Héctor, siempre si va por la de dos…

Por Edgar Hernández*

 

¡Y sí..!

La política es de acuerdos,  acuerdos la mayoría de las veces inconfesables en lo público pero respetados en lo privado.

Ya alguna vez el propio Erick Lagos le confesó a este reportero que la Fidelidad responde a la emergencia y no a lo cotidiano y que está dispuesta a pagar al costo que sea –económico o político- con tal de preservar el espacio de poder.

Así, hoy que se acaba el sexenio y la Fidelidad también, la meta es salvar  el pellejo a como dé lugar y evitar por todos los medios que Miguel Angel Yunes Linares llegue a la gubernatura.

Acaso por ello la primera encomienda para Enrique Ampudia tras ser nombrado por el gobernador Javier Duarte como secretario particular, fue la de arreglar el diferendo con Héctor Yunes Landa  producido tras la imposición de un gobierno de dos años.

De Pepe ya se encargaría el propio Fidel Herrera, quien en el pasado fin de semana en el marco del sepelio de don Julián Yunes, hermano de don José y tío de José Francisco Yunes, en conocida funeraria de San Jerónimo, el ex gobernador le comentara los beneficios de un gobierno de dos años a lo que el senador atajó con un:

“Perdóneme doctor, pero usted bien sabe que el principal afectado por esa medida fui yo y no Héctor ni Miguel”.

Serio, circunspecto y ante don José y Ramses, Fidel insistió en que “Tu Pepe, serás gobernador. Tan solo aguarda; yo tardé una vida para serlo”, a lo que el molesto legislador le respondió que le recordaba que uno de los principales opositores a un gobierno de dos años “¡Fue usted precisamente, doctor!”.

Y concluyó:

“Así que no me diga que soy el beneficiario… y lo que si es cierto es que ¡seré gobernador!”, concluyó en ríspido pero respetuoso cruzamiento de palabras.

En cuanto a Héctor, la comisión la cumplió de manera puntual Enrique Ampudia.

En desayuno privado ambos personajes con amistad de años –los dos trabajaron de manera indirecta para don Fernando Gutiérrez Barrios- acordaron una ronda de conversaciones, de acuerdos y de compromisos cumplidos.

Y es en uno de ellos donde sale la propuesta de que la comadre de Héctor, Yolanda Gutiérrez Carlín, fuera designada como Secretaria de Protección Civil, responsabilidad que asumió la tarde de este lunes.

Es un primer acuerdo por un desplante de Héctor es bateado Jorge Moreno por el propio senador como secretario de la misma dependencia en razón de que aún no se había consolidado estrategia alguna para alcanzar un acuerdo.

Hoy, sin embargo, la propuesta de diálogo se mantiene.

Héctor habrá de hacer pública su intención política después de junio tras su ratificación manifiesta de no abandonar el PRI y participar por la de dos y por la de seis “vamos por la de ocho años”, asegura en simple juego de palabras.

Previsible pues que en el escenario sucesorio que Héctor juegue por la de dos, Pepe aguarde tiempos apoyando las federales y la sucesión del 2016 y fincar las bases para que en el 2017 sea nominado como candidato a la de seis.

Ese al menos es en el papel lo que han esbozado los jugadores.

Habría que ver que dice Fidel Herrera Beltrán, quien no le apuesta a ningún Yunes y estima que con la operación político electoral de junio, si no arrasan tan solo se pierdan Boca del Río, Córdoba, Orizaba, Tantoyuca y Xalapa, con lo cual Javier Duarte podría imponerle a Peña Nieto a su candidato que sería Erick Lagos y no Héctor.

Pero, ¿Qué dice Miguel Angel?

Pues no se sabe porque anda muy callado tras la unción de Gustavo Madero que lo puso en los cuernos de la luna al obsequiarle una pluri.

Sin embargo, no hay que ser muy talentoso, ni poseer bola de cristal para adelantar que Yunes Linares podría no participar en la dos siempre y cuando la juegue su primo Héctor y esperar al 2018 para entrar con toda la fuerza, la de él y la de sus hijos, para arrebatar el poder al PRI.

A Miguel le conviene que el PRI en Veracruz gane todas en junio, que se lleve el carro completo, que muestre que el mejor es Duarte para así desde el centro negociar la plaza, para que Madero, en diálogo y concerta-cesión con Peña Nieto urgido de apoyo opositor,  permita que se dispute la plaza entre el candidato de Duarte y el de Madero, que no es otro que Miguel más que puesto con talegas rebosantes.

Un juego de palabras simple en donde queda comprometido el futuro de Veracruz y en donde el primer priista sabe que es muy corta la distancia que lo separa electoralmente del PAN, pero no percibe que en un duelo entre Miguel y Erick, nada tendría que hacer  el priista a la luz de un  gobierno estatal en total descrédito.

Así pues, dos escenarios son favorables para el enemigo de la Fidelidad: la imposición en su favor desde el centro o la victoria legítima en las urnas, mientras habrá que observar el siguiente paso del juego de Héctor rumbo a la de dos.

Ya por lo pronto colocó en el staff cardenalicio a una pieza no muy acreditada, pero que sirve para lo que viene en el futuro. Evoquemos a Noemí Guzmán Lagunes que utilizó la posición para allegarse directorios ciudadanos, mapas zonales llamados “Atlas” y millares de despensas para lo que pudiera ofrecerse.

Tiempo al tiempo

 

 

*Premio Nacional de Periodismo