Columna

Columna Casa Veracruz: Aprendizaje

karime

Columna Casa Veracruz

Aprendizaje

Por Karime Macías Tubilla.

 

La música es un largo aprendizaje, y hasta los genios han tenido que aprender las bases y las reglas de su arte.

Las notas de la escala musical fueron creación del monje italiano benedictino Guido d’Arezzo, quien en el siglo XI tuvo la idea de utilizar, para nombrar los grados de la escala, las dos primeras letras de cada verso de un himno a San Juan Bautista, escrito por Pablo Diácono, un poeta del siglo VIII.

Fueron muchos siglos después de la creación del monje de Arezzo que surgen Mozart, Offenbach y Schubert, todos ellos entre finales del siglo XVIII y XIX. Nos llevó como humanidad casi 800 años producir talentos de tal grado de perfección.

Las buenas cosas llevan su tiempo.

La Fuerza Civil de Veracruz (www.fuerzacivil.gob.mx) nace después de casi cuatro años de trabajo dedicado, de recursos invertidos, y de un esfuerzo titánico de las autoridades y de la sociedad veracruzana, en donde juntos hemos logrado revertir la difícil situación en que estaba nuestra tierra a finales del 2010.

Tomando como ejes centrales la capacitación de quienes la integran, el equipamiento de última generación y la dignificación del oficio policial, la Fuerza Civil de Veracruz tiene como objetivo primordial combatir al crimen organizado y apoyar a la población.

Yo he recorrido la renovada Academia Estatal de Policía, y he podido constatar que el primer curso que reciben quienes ingresan es de Derechos Humanos y Marco Legal, punto que destaco de manera subrayada.

Estamos conscientes de que este gran esfuerzo es apenas el primer paso. Hay mucho todavía por hacer. Pero este primer peldaño que Veracruz ha subido, nos coloca un poco más cerca de nuestros objetivos y de nuestros ideales.

Llevará, sin duda, su tiempo; mucho más esfuerzo, mucho más recursos y dedicación. Estamos conscientes de ello.

En cuanto a Mozart, se presentó toda su vida como un eterno aprendiz. Así veo a mi adorado Veracruz y a mi adorado México: como un país y un estado en construcción, eternos aprendices, que dedican cada día grandes esfuerzos a componer su sinfonía.