Astrolabio Político Columna

Columna Astrolabio Político – Dos por ciento; el escándalo

LORB OK

Astrolabio Político

Dos por ciento; el escándalo

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“No es vergonzoso cambiar de opinión: es vergonzoso
cambiar de opinión por interés.”- Víctor Hugo.

 

El asunto no es menor, la denuncia pública hecha por el ex aspirante a la diputación local por el Distrito de Xalapa por el Partido de la Revolución Democrática, Carlos Luna Escudero, ha causado una gran irritación y molestia entre los empresarios, pero sobre todo entre los ciudadanos.

El gobierno de Javier Duarte ha carecido de una transparencia real con respecto al manejo, operación y destino de los fideicomisos públicos, el caso del correspondiente al dos por ciento a la nómina es la punta del iceberg.

Duarte de Ochoa ha exhortado a sus funcionarios a conducirse con responsabilidad y transparencia, lamentablemente, estos nuevos políticos carecen de códigos de ética, sus códigos desde la pasada administración estatal, han sido de que tamaño es la talega para cargar con lo que encuentran, afectando por mucho la imagen del gobernador y de su administración.

Este lunes, el también presidente del Foro Plural de Economía, Carlos Luna Escudero afirmó que sin explicar para qué y por qué, cada año el gobierno del estado toma mil millones de pesos del Fideicomiso del 2 por ciento a la nómina.

El empresario advierte que “el sector empresarial tuvo una reunión el jueves y se quejó de que del fideicomiso del 2 por ciento a la nómina que generalmente genera ingresos por el orden de mil 500 millones de pesos y que se supone que el sector empresarial pacto con el gobierno del estado que este recurso se tenía que invertir en infraestructura en Veracruz y no se ha hecho”.

Desde el arranque de la administración estatal, la falta de obra pública ha sido evidente, son contadas las acciones desarrolladas con recursos del estado, ante el recurrente señalamiento que la crisis arrastrada por la pasada administración Fidelista, dejó mal parado a Veracruz.

Pero pocos son los que ya se tragan ese cuento, el cual sería por mucho el plan perfecto para hacer y deshacer a expensas del presupuesto estatal, según los empresarios de la construcción no saben qué ha ocurrido y se quejan que año con año, han desaparecido cerca de cuatro mil millones de pesos, sin beneficiar a las empresas locales con el desarrollo de la obra.

Recientemente el investigador de la Universidad Veracruzana, Rafael Arias Hernández reprocharía que las políticas en materia de desarrollo económico aplicadas en la entidad habrían sido un fracaso, pues las cifras vertidas por el INEGI apuntaban que la entidad habría tenido un retroceso del 0.4 por ciento en el último trimestre reportado.

Aunado a ello los señalamientos de Luna Escudero alerta la posible crisis que se avecina en el horizonte de Veracruz.

El pasado 24 de febrero de este año, el gobernador del Estado, Javier Duarte informó a través de un comunicado oficial que con el impuesto al 2 por ciento a la nómina, “Veracruz eleva su autonomía financiera y hace que cada peso recaudado se convierta en obras de infraestructura en materia de comunicaciones, desarrollo social, salud, educación, saneamiento y tratamiento de aguas residuales, mismas que apalancan nuevas inversiones y dinamizan la actividad productiva”.

Dicho anunció se daba en el marco de la toma de protesta de Gustavo Sousa Escamilla como nuevo vocal ejecutivo del Fideicomiso Público de Administración del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal.

Así las cosas con respecto al manejo del Fideicomiso, nadie transparenta la realidad, nadie informa, los dichos de sus titulares no son ya suficientes ante la falta de pruebas contundentes, como estados financieros, estados de cuenta, que debieran ser públicos y mostrados a los veracruzanos.

Al tiempo.

[email protected]
Twitter: @LuisBaqueiro_mx