Astrolabio Político Columna

Columna Astrolabio Político – Crisis azucarera

 LORB OK

Astrolabio Político

 

Crisis azucarera

Por: Luis Ramírez Baqueiro

 

“Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.”- Confucio

 

Mientras los problemas nacionales se han centrado en la serie de manifestaciones desarrolladas en diversas capitales y ciudades del país, así como del extranjero pidiéndole al Estado Mexicano el esclarecimiento de estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, la crisis en la industria agroazucarera comienza a causar ámpula en Veracruz.

Muy a pesar de que el gobierno de Javier Duarte ha buscado apoyar al sector, su actual secretario, Manuel Emilio Martínez de Leo, simplemente excusa señalar que no es un asunto de su competencia.

Como si los asuntos del campo veracruzano tuvieran denominación de origen para su atención, como si el azúcar fuera asunto exclusivo de la federación, aun cuando los productores, viven, trabajan, cosechan y desarrollan sus actividades en los campos veracruzanos.

Así de fácil y de simple le resulta al secretario salirse por la tangente, a pesar de que cuenta con el respaldo de algunos legisladores locales que salen en su defensa asegurando que el responsable es un todo conocedor de las problemáticas del agro.

El papelazo exhibido por el diputado panista Jorge Vera afirmando que materialmente Martínez de Leo es un santo con botas, resulta irrisorio, de broma, y hasta de mal gusto, cuando revisamos los periódicos y las estadísticas y confirmamos que la gran mayoría de las manifestaciones son por reclamos en el sector, no atendidos y hasta olvidados.

Y si el dicho de este escribano no es suficiente, los invitamos a que recorran comunidades como San José de Abajo, en el municipio de Cuitlahuac, en donde materialmente existe ya un pueblo fantasma ante la crisis que vive el ingenio del mismo nombre.

Desde el mes de mayo pasado la circunstancias flagelan a los productores de la gramínea pues es la fecha que no cobran la liquidación final de la zafra. En este verdadero problema social, no solo perdieron su trabajo los productores y sus familias, los obreros del ingenio se han quedado sin cobrar y sin poder encontrar solución al problema.

Los propietarios del ingenio pertenecientes a la Familia Perdomo ven con lamentable tristeza como una empresa familiar se esfuma entre sus manos, los gritos de auxilio de las dos organizaciones cañeras representadas en el ingenio mucho menos han podido encontrar respuesta en las autoridades estatales.

Líderes como Aurelio Romero Rincón secretario general de la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULCPA-CNC) y Humberto Martínez de la Confederación Nacional de Productores Rurales aseguran que se ha afectado más de 800 trabajadores y dos mil 500 productores de caña de la región.

A un cuando legisladores federales intentan apoyar al sector gestionando recursos extraordinarios, la agroindustria veracruzana del azúcar se muere lentamente, la migración comienza a desolar los campos y las comunidades veracruzanas.

A ver ¿hasta cuando reaccionará el titular estatal? O quizá espera que le prendan fuego a los ingenios para desde la capital apreciar las fumarolas, porque quizá solo así se entera de la situación.

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx