Astrolabio Político Columna

Columna Astrolabio Político – Con la soga hasta el cuello

LORB OK

Astrolabio Político

 

Con la soga hasta el cuello

Por: Luis Ramírez Baqueiro

 

“Cometer un error y no corregirlo es otro error.” – Confucio.

 

La situación financiera que atraviesa el país comienza a dar muestras de que es urgente, muy urgente recomponer el manejo financiero de las entidades o de lo contrario, estaremos condenados a un colapso de las finanzas nacionales.

Y es que recientemente una investigación de la periodista Fernanda García Cruz y publicada en el portal electrónico Sin Embargo exhibe una vez más el pésimo comportamiento y manejo financiero de las arcas estatales.

La deuda millonaria que actualmente registran los estados del país y que alcanzó ya su nivel más alto desde 2001, no es sólo un problema de finanzas locales sino también del bolsillo de sus habitantes.

Dice García Cruz que en promedio, cada mexicano tiene que desembolsar 3 mil 516 pesos por la deuda que tienen los estados. Pero en las entidades con mayores obligaciones financieras, la cifra puede rebasar los 11 mil pesos, es decir, lo suficiente para comprar cinco canastas básicas este 2014.

Los Indicadores de Deuda Subnacional de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) muestran que la deuda financiera de los estados pasó de 149 mil millones de pesos, en 2001, a 434 mil millones de pesos hasta junio de este año, es decir que pasó de representar 1.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a 3.0 por ciento.

Pero cuales son estas entidades, donde sus gobernantes demuestran ser unos verdaderos hampones que sin tapujos ni miramientos saquean las finanzas estatales, a junio de 2014, los datos indican que fueron el Distrito Federal con 61 mil 402.8 millones de pesos; Nuevo León con 58 mil 443.9 millones; Chihuahua con 41 mil 603.1 millones; Veracruz con 40 mil 767.4 millones y el Estado de México con 39 mil 124.1 millones, los que más incrementaron sus deudas.

A excepción de la capital del país, el resto de los estados son gobernados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). De acuerdo con el Índice de Información Presupuestal Estatal 2014 (IIPE), elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los estados en los que la deuda tiene el más alto costo per cápita por ciudadano son: Coahuila con 11 mil 826 pesos; Chihuahua con 11 mil 170; Nuevo León con 10 mil 617; Quintana Roo con 10 mil 292 y el Distrito Federal con 6 mil 919 pesos. Como proporción del PIB por entidad federativa, (es decir: como proporción de su propia economía) las que registraron los niveles más altos son Chihuahua con 9 por ciento, Quintana Roo con 7.5 por ciento, Chiapas con 7.2 por ciento, Coahuila con 6.8 por ciento y Nayarit con 6.1 por ciento.

Ricardo Corona Real, coordinador de Finanzas Públicas del IMCO afirma que “estas son deudas que al final de cuentas las pagan o padecen los ciudadanos”.

En tanto que las entidades en las que los ciudadanos pagan menos por la deuda contratado por sus gobernantes son: Puebla con 983 pesos; Guerrero con 761 pesos; Campeche con 742 pesos; Querétaro con 615 pesos y Tlaxcala con cero pesos. Los estados con menor endeudamiento respecto a su PIB son Tlaxcala con un nulo porcentaje, Campeche con 0.1 por ciento, Querétaro con 0.6 por ciento, Tabasco con 1 por ciento y Yucatán con 1.1 por ciento, según información de la SHCP.

Pero el problema de la deuda se recrudece porque así lo ha permitido la propia SHCP, la cual vierte información que no tiene el alcance de revisar qué es lo que se contrata, cuánto se contrata, en qué condiciones, cómo se gasta y si realmente se gasta en lo proyectado.

Expertos afirman que “es un resultado parcial. A eso se suman las demás deudas financieras que tienen las entidades, entonces cuando vez que el catálogo de obligaciones financieras, incluyendo la deuda son varias y se hace complicado determinar el estado de las finanzas de los mismos”.

A lo largo de muchos años, instituciones como el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras) fueron quienes financiaron deuda a los gobiernos locales. Pero al comenzar a utilizar tasas semejantes a las de la banca comercial se provocó que los gobiernos buscarán en la banca comercial una nueva fuente de financiamiento, ya que no imponía condiciones y ofrecía más opciones de créditos.

De acuerdo con el IIPE, las principales instituciones que prestan dinero y a través de las cuales se hace colocación de deuda son la banca múltiple, que ha otorgado 284 mil millones 509 mil de pesos; le sigue la banca de desarrollo, que ha facilitado 107 mil millones 329 mil de pesos.

En el caso de las emisiones bursátiles suman una cantidad de 84 mil millones 671 mil pesos, mientras que el rubro de “otros” tiene la cantidad de 13 mil millones 134 mil pesos.

Según las evaluaciones del IIPE, el pago de la deuda se mantiene garantizado con el uso de las participaciones federales que equivale a un 84.3 por ciento, con las aportaciones que representa un 14.1 por ciento y mientras que los ingresos propios equivalen al 1.6 por ciento.

El director de Transparencia Mexicana en su Capítulo de Transparencia Internacional en México, Eduardo Bohórquez López, observó que “cada vez hay más mecanismos de financiamiento para el gasto público que incluye al sector privado y hay una cartera más amplia que están sistemáticamente buscando a los gobiernos. Hay un incentivo del sector privado al gobierno para proponerle que se financie de otras formas”.

En este desenfrenado endeudamiento sobresale el caso del estado de Chihuahua, gobernado por el priista César Duarte Jáquez, que a finales de 2010 registraba una deuda de 13 mil 261 millones de pesos que en tres años se duplicó a más de 26 mil millones y a estas alturas ronda los 42 mil millones.

De igual manera el priista Humberto Moreira Valdés -quien fue Gobernador de 2005 a 2011-, los pasivos del erario que dejó al estado de Coahuila son de casi 8 mil millones de pesos menos. Chihuahua trató de revertir su deuda con la contratación de créditos directos por 25 mil millones de pesos con Garantía de Participaciones y Cumplimiento (emisión de garantías a favor de un beneficiario para respaldar un compromiso contraído por uno de sus clientes), de los cuales cinco mil 692 millones de pesos deuda directa garantizada (una Emisión Bursátil y tres financiamientos en la modalidad del bono cupón cero), pero a una tasa de interés de 6.5 por ciento, una de las más altas del país.

Según la SHCP, el saldo de la deuda local al cierre de 2013 representó 2.6 veces más que el monto de 2007 o un incremento nominal de 158.91 por ciento durante la pasada administración.

Según el reporte de la dependencia, las cinco entidades más endeudadas en 2013 y que concentran 49.1 por ciento del saldo total son Distrito Federal, con 62 mil 962.5 millones de pesos, y Nuevo León, con 51 mil 911.9 millones de pesos. Le siguieron Chihuahua con 41 mil 768.2 millones de pesos, Veracruz con 40 mil 923.8 millones, y estado de México con 39 mil 622.3 millones de pesos.

Así pues el escenario nacional, mientras tanto en Veracruz todos estos temas están en el olvido, pues de lo que se habla y hablará en el futuro inmediato serán en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, a ver si pasada la fiesta, la cruda realidad no se nos viene a la cabeza.

 

Al tiempo.

 

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx