Negocios

Cobertura universal en salud, básico para atención equitativa a población

Redacción / Notimex. México, 6 de abril 2018.- En México, el sector salud en los últimos años ha tenido avances en la cobertura y la oferta de servicios; sin embargo, todavía existen retos por enfrentar, afirmó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
En su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 señaló que la organización del sector salud en el país es compleja y fragmentada, y ofrece una protección incompleta y desigual a la población, lo cual limita la continuidad en la atención.

Indicó que una de las principales recomendaciones que sugiere dicho informe es promover la cobertura universal, entendida no sólo como ampliación de la afiliación, sino como el acceso a los servicios de salud requeridos con calidad y con efectividad para garantizar una atención equitativa para toda la población.

Así como hacer una adecuada promoción del cuidado de la salud, prevención de enfermedades y tratamiento de patologías.

De acuerdo con el documento, Chiapas, Guerrero y Oaxaca mostraban niveles bajos de atención obstétrica profesional a la hora del parto, con 75.8, 85.4 y 88.9 por ciento, respectivamente.

En cuanto al porcentaje de niños menores de un año con esquema de vacunación completo, se ha tenido un incremento sostenido desde 2007, cuando el porcentaje era de 69.9, y para 2015 se registró 96.7 por ciento.

“Las instituciones de seguridad social y los servicios públicos para población no asegurada ofrecen servicios diferentes en beneficios y calidad, y se observa gran heterogeneidad en los criterios de atención, tanto en el ámbito hospitalario como ambulatorio”, comentó.

El Informe de Evaluación 2018 agrega que las condiciones actuales del sector dificultan el acceso efectivo de la población, en particular de los más vulnerables.

“El gobierno federal ha impulsado una cobertura universal, principalmente mediante el Seguro Popular (sistema no contributivo) que agrupa a casi la mitad de población, cerca de 55.6 millones de afiliados”, dijo.

Manifestó que en 2014, a nivel nacional, se tuvo un promedio diario de 8.5 consultas, comparado con el estándar establecido de 12 a 24 consultas diarias por médico, lo cual presenta un déficit de 3.5 consultas diarias respecto al límite inferior, y de 15.5 consultas diarias respecto al límite superior.

No obstante, 24 consultas por día laboral implican que cada consulta se limite a máximo 15 minutos, lo cual podría significar la ausencia de tiempo suficiente para la elaboración de una historia clínica, exploración física, determinación del diagnóstico y preescripción.

Ante ello, el Coneval subrayó que ha realizado una serie de recomendaciones para lograr un acceso efectivo al derecho a la salud, como el hecho de homologar el gasto público por persona en salud entre las entidades federativas, de acuerdo con las necesidades de salud de la población, y garantizar que el gasto se asigne de manera efectiva a las unidades de atención médica.

También eliminar la fragmentación del sistema de salud y asegurar un tratamiento igualitario de patologías entre las instituciones, así como fortalecer la rectoría de la Secretaría de Salud.

De igual forma identificar el mejor conjunto de intervenciones médicas de todo tipo otorgadas hoy en día en el país, como un punto de referencia inicial para la homologación entre las distintas instituciones, tomando como punto de partida las prestaciones en salud que hoy ofrece la seguridad social.

Una recomendación más es financiar el sistema de salud con impuestos generales, y utilizar la infraestructura pública y privada conforme al cumplimiento de requerimientos legales.

Además impulsar mecanismos eficaces de rendición de cuentas del gasto en salud en todos los órdenes de gobierno, y continuar con las estrategias que promuevan que la población inscrita en el Seguro Popular reconozca con claridad su derecho a la atención médica.

Asimismo sugiere continuar con la mejora de los procesos de acreditación, supervisión de clínicas en los estados y fortalecimiento de la vigilancia de la normatividad, en especial las correspondientes a la materia, entre otras recomendaciones.