Estado GENERAL

Celebran católicos inicio de temporada de Adviento en Xalapa

HIPOLITO REYES LARIOSPor Carlos Alvarado / Xalapa, Ver., 30 de noviembre de 2014.- En una brevísima homilía dominical, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, destacó que este día es de fiesta, pues además de celebrar a San Andrés, la llegada del Adviento (espera de la Navidad), el inicio del año de las vocaciones, se llega a la conclusión de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014.

Ante una catedral llena, el prelado católico consideró que estas fiestas son mejor que la presencia de tantas marchas y plantones que se han registrado en la ciudad y en el país en general.

Cuestionó a los feligreses reunidos en la Iglesia Catedral de Xalapa, cuántos habían participado de una u otra forma en los Juegos Centroamericanos, a los que muy pocos levantaron la mano.

Por otra parte, indicó que en este domingo de adviento se pone de manifiesto las dos venidas de Cristo, la primera su llegada en carne, su encarnación, para lo cual a partir de este domingo la comunidad católica se prepara para la Navidad. “Pero también se refiere a la segunda venida del salvador, el día del juicio final”.

Asimismo, en el marco de la lectura del cuentito acostumbrado, el arzobispo de Xalapa hizo un llamado a la población para que aún sin saber la hora y el día de la muerte, se esté siempre preparado para reunirse en el cielo con el creador”.

En otro orden de ideas, Reyes Larios aprovechó la homilía dominical para dar a conocer el mensaje de los obispos veracruzanos en el marco del inicio del año litúrgico del adviento, donde dijo que los prelados comparten con la sociedad en general las tristezas y angustias de hoy con la esperanza de un mañana distinto.

 “México está en crisis, lo que nos duele y nos afecta  a todos, la inequidad, la injusticia la corrupción, las complicidades y la impunidad y la indiferencia nos ha sumido en el temor y la desesperación. Ante ello muchísimos mexicanos nos hemos manifestados de muchas maneras para demandar justicia y paz”.

Sabiendo, agregó, que todos son parte de la solución y la construcción de una sociedad donde se valore la vida, la dignidad y derechos de cada persona, los obispos de Veracruz propusieron un docenario:

1)       Del 30 de noviembre al 12 de diciembre nos unamos en un docenario (doce días de oración por la paz), convencidos de que para Dios nada es imposible.

2)       Que el próximo 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, unidos con le Papa Francisco se pida la conversión de los mexicanos, principalmente los que provocan sufrimiento y muerte.

3)       Ese mismo día 12 de diciembre nos consagremos a la Virgen a nivel personal familiar y comunitario.

Confían, dijo, en que este docenario no será un hecho aislado sino el inicio de un proceso de mayor compromiso  con el evangelio de Jesucristo. Reconoció que si bien para algunos el orar no abona en nada en un proceso de cambio, para quienes tienen fe en la oración, genera una manera de actuar libre de maldad, rezar no significa salir de la historia y retirarse en el rincón.

“Con la ayuda del señor comprometámonos a hacer constructores de paz, esa paz que se funde en la verdad, la justicia, el amor, la libertad, sumémonos a los esfuerzos para atender a las víctimas de la violencia, participemos en los procesos de justicia, reconciliación y búsqueda de paz, privilegiemos el diálogo constructivo, ayudemos a los más vulnerables, reconstruyamos el tejido social para el bien de todos”, finalizó.