Justicia Principal

Anunciará PGJ avances en caso Moisés Sánchez; cuerpo encontrado podría ser el del fotoperiodista

LUIS ANGEL BRAVO CONTRERASLuis Ramírez Baqueiro / Xalapa, Ver., 25 de enero de 2015.- El procurador General de Justicia, Luis Ángel Bravo Contreras ofrecerá conferencia de prensa para dar detalles del hallazgo de un cuerpo localizado en una parcela de Jamapa, con huellas de tortura.

Según información extraoficial, las pesquisas confirmarían que los restos se tratarán del periodista y activista José Moisés Sánchez Cerezo, quien desapareciera el pasado viernes 2 de enero, tras ser sacado de forma violenta de su domicilio en el municipio de Medellín por hombres armados.

Este mismo sábado la Procuraduría General de Justicia habría logrado avances importantes en las investigaciones, resultado de la detención de algunos supuestos implicados, así como el hallazgo el pasado viernes al mediodía de un cuerpo en una zona del municipio de Jamapa, misma que colinda con los límites con el municipio de Medellín.

Los pormenores de cómo fue encontrado, podría darlos a conocer el procurador Luis Ángel Bravo Contreras, así como involucrados y el móvil del crimen.

Cabe recordar que el director del semanario “La Unión”, José Moisés Sánchez Cerezo, fue sacado en forma violenta de su domicilio, el pasado viernes 2 a las 19:30 horas, por hombres armados que llegaron a su domicilio en tres camionetas, de ellas bajaron seis sujetos vestidos de civil portando armas, tres de ellos entraron a la casa del periodista.

Los hombres armados se llevaron a Moisés Sánchez, así como su material de trabajo, su cámara fotográfica, su computadora y teléfonos celulares.

La familia de Moisés Sánchez, denunció su desaparición y la Procuraduría General de Justicia inició las investigaciones que llevaron a cabo el arraigo de elementos de la Policía Municipal y la declaración del alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz, entre las 60 personas más que acudieron a declarar.

Dentro de las investigaciones el alcalde Omar Cruz, fue el principal sospechoso de la desaparición de Moisés Sánchez, lo había amenazado de que “le iba a dar un susto”, ya que le incomodaban las notas que le publicaba, donde le señalaba las malas obras concluidas e irregularidades en su administración.