Astrolabio Político Columna

LUIS RAMÍREZ BAQUEIRO ok

Astrolabio Político

 

Tránsito; dolor de cabeza

Por: Luis Ramírez Baqueiro

 

“Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder.” – Abraham Lincoln.

 

El gobernador Javier Duarte ha tenido que bailar con la más fea, los constantes señalamientos de inseguridad en la entidad, aunados a una red imposible de erradicar en las corporaciones de Seguridad, parecen el cuento de nunca acabar.

Cuando sus intensiones son mejorar en el espectáculo, los enanos del circo le crecen, diría el refrán popular.

Y es que los constantes señalamientos de corrupción al interior de la Dirección de Transito y Transporte, provocaron la remoción de Roberto López Santoyo y la desfragmentación de la dependencia en dos áreas.

Es así como ahora se cuenta con un titular para la Dirección de Tránsito y otro para la Dirección de Transporte.

Ante el escándalo provocado por la nula acción por parte de la autoridad para frenar la ola de asaltos con boleta de infracción a la que los grueros tuvieron sometido a Xalapa y otros puntos de la entidad, la presión sobre la Secretaría de Seguridad Pública que encabeza Arturo Bermúdez no pudo soportar más y se decidió la inminente remoción del entonces titular de Tránsito.

Fue así como tuvo que incluso intervenir la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) a través de su delegado Gilberto Ojeda Camacho, pues los concesionarios de las empresas dedicadas al arrastre habrían encontrado una verdadera mina de oro.

Multas que oscilaban entre los 850 pesos y los mil 500 pesos eran parte del negocio, que alcanzaba para dar y regalar y del cual se vio beneficiado el entonces director de Tránsito, Roberto López Santoyo.

Ante esta serie de inconsistencias, la PROFECO inmovilizó algunas unidades dedicadas al arrastre de unidades, por incumplir con la normatividad, que obligaría a los concesionarios a mostrar, desde las tarifas a la vista de los usuarios, así como la falta de uniformes y capacitación del personal.

Pero aunado a la ya de por sí pésima imagen de la corporación de Tránsito y Vialidad, el actual titular de la Dirección, Jorge Israel Ponce de León, se ha hecho de los servicios de dos personajes que poco o mucho podrían pasar exámenes de confiabilidad.

Ahora como personeros especiales hacen y deshacen en su nombre, es por ello que los dos originarios del Distrito Federal, Nelsón Aguilar Domínguez alías El Chacal y una joven mujer conocida como Ana Delfa con clave Omega acumulan la nada grata referencia de ser las responsables de mil y un atrocidades.

Fuentes bien informadas al interior de la dependencia aseveran que estos dos sujetos han comenzado una campaña de verdadero terror y hostigamiento contra todo el personal operativo y administrativo, especialmente a todo aquello que deje una estela de relación con López Santoyo.

Por su parte voces aseguran que existe un constante acoso sexual por parte de Ana Delfa identificada como clave Omega, contra cuanta compañera se le atraviesa en el camino, sin que la Comisión Estatal de las Mujeres o la Procuraduría General de Justicia intervengan.

El personal con años de trabajo en la dependencia imploran a gritos que la Contraloría General del Estado, que encabeza Ricardo García Guzmán intervenga ya.

Aguilar Domínguez actualmente funge como director operativo de la Dirección de Tránsito y Vialidad, pero a la vez se erige como su guardaespaldas del director Ponce de León, aun cuando por la ciudad circulan diariamente más de 100 mil vehículos, sin que realmente esto importe mucho y la capital sufra de un caos vial.

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx