Internacional

Urge el Papa a cancelar definitivamente la guerra del planeta

Redacción / Notimex. Vaticano, 3 diciembre 2018.- El Papa Francisco urgió hoy a cancelar definitivamente la guerra del planeta y de la historia de la humanidad, un desafío que calificó como “posible” con el esfuerzo de todos.

Esto al dirigirse a una nutrida comitiva de la organización “Golondrinas-Ciudadela de la Paz”, que opera a nivel mundial para promover la paz “desde abajo” con iniciativas dedicadas especialmente a los jóvenes de diversos pueblos.

Al cumplirse 20 años del nacimiento de esa asociación, el pontífice los recibió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano y entre los asistentes destacaron un joven israelí y una joven palestina que dieron inicio a la campaña “Líder por la paz”.

Esa iniciativa llevará el mensaje de paz de las golondrinas el próximo 10 de diciembre a la sede de la Organización de Naciones Unidas de Nueva York, con motivo del 70 aniversario de la declaración universal de los derechos del hombre.

“Escuchar a una joven palestina y a un joven israelí que juntos piden que los gobiernos del mundo den un paso para que pueda volver a abrir el futuro, pasando el costo de un arma del presupuesto de la defensa al presupuesto de la educación para formar un líder de paz, ¡es algo raro y luminoso!”, exclamó el Papa.

“¿Cómo se podría no estar de acuerdo? Pero nosotros, los adultos, no podemos salir del paso solo con un ‘¡muy bien, chicos!’. Siento el deber de dar todo mi apoyo, mi simpatía y mi bendición”, añadió.

Más adelante alabó la acción de ese organismo en países donde los jóvenes “viven bloqueados en culturas envenenadas por el dolor y por el odio”, a quienes le lanzan el desafío de conocer personalmente al otro, a aquel que está más allá de una frontera cerrada, de una valla o de muros insuperables.

Reconoció que gracias a ese método, muchos jóvenes han sido “arrancados” a ese engaño de creerse enemigos, jóvenes que -dijo-, sin culpas, nacieron con el peso de los fracasos de las generaciones anteriores.

“La pobreza y la guerra están vinculadas en un círculo vicioso que mata a las personas, alimenta sufrimientos indecibles y esparce un odio que no se detiene”, añadió.

“Cuando el ser humano es respetado en sus derechos fundamentales germina en él el sentido del deber de respetar los derechos ajenos. Los derechos y los deberes aumentan la conciencia de pertenecer a una misma comunidad, con los demás y con Dios”, siguió.

Por eso, sostuvo, todos están llamados a llevar y anunciar la paz como la buena noticia de un futuro en el que cada ser vivo sea considerado en su dignidad y en sus derechos.

Relacionadas

Close