Internacional

La Moncloa restablece el diálogo con Cataluña

Redacción / La Jornada. Madrid, 09 de julio 2018.-  El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el jefe del Ejecutivo regional de Cataluña, Quim Torra, acordaron hoy en su primera reunión formal recuperar una comisión bilateral de trabajo que no se reúne desde 2011, cuando el movimiento independentista catalán empezó a tomar fuerza.

Así lo anunció la “número dos” del Gobierno español, Carmen Calvo, quien calificó el encuentro entre ambos líderes, de casi dos horas y media de duración, como “útil” y “lleno de cortesía y fluidez”. “Estamos hablando de siete años de desencuentro que tienen que terminar”, dijo en rueda de prensa. “Los presidentes han acordado tener una comunicación fluida entre ellos de manera normalizada. Que no se produzca ningún cortocircuito”, añadió.

Según explicó Calvo, Torra puso sobre la mesa en la reunión el derecho de autodeterminación de Cataluña, a lo que Sánchez contestó aludiendo al “altísimo autogobierno” de la región, la “descentralización política” y el cumplimiento de normas como “el artículo 2 de la Constitucion y Estatuto de Cataluña”.

El “president” catalán también expuso a Sánchez la situación de los políticos y líderes independentistas que se encuentran encarcelados de forma provisional a raíz de los planes del antiguo “Govern” catalán, presidido por Carles Puigdemont. “No hay presos políticos en nuestro país. Esto el ‘president’ ya lo sabía. Y, además el Gobierno de España no interfiere en el trabajo de otro poder, el poder judicial”, dijo Calvo tras el encuentro.

La “número dos” del Ejecutivo central destacó que la mayor parte del tiempo que duró la conversación entre ambos líderes se dedicó a “cosas importantes, concretas y normales en una democracia”. Sánchez quiere recabar el apoyo de los partidos independentistas catalanes para llegar a acuerdos en el Parlamento que le permitan sacar adelante iniciativas como, por ejemplo, la derogación de la llamada “ley mordaza”, aprobada por el Ejecutivo conservador de Mariano Rajoy.

El líder socialista se puso al frente del Gobierno español el 1 de junio gracias a una moción de censura contra Rajoy para la que contó con el apoyo de los partidos independentistas catalanes, entre otros.

Nada más llegar a La Moncloa anunció su intención de normalizar las relaciones con Cataluña, rotas a raíz de los planes independendentistas del “Govern” regional.

El pasado octubre, a raíz de un referéndum soberanista y de una declaración para crear “una república independiente”, el Ejecutivo español, con Rajoy al frente, destituyó al entonces jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, e intervino las instituciones de la región.

Relacionadas

Close