CienciaGENERALInternacional

Dan Nobel de la Paz al ginecólogo Denis Mukwege y la activista Nadia Murad

Redacción / AlMomentoMX . Ciudad de México . 5  de octubre del 2018.— Denis Mukwege, un ginecólogo que trata a víctimas de la violencia sexual en la República Democrática del Congo, y Nadia Murad, una activista de derechos humanos yazidí y sobreviviente de la esclavitud sexual del grupo yihadista Estado Islámico, fuero galardonados con el Premio Nobel de la Paz 2018.

El Comité Noruego del Nobel anunció que les fue otorgado el premio por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra. “Ambos laureados han hecho una contribución crucial para centrar la atención y combatir estos crímenes de guerra”, afirmó la institución en un comunicado.

“Nadia Murad es la testigo que habla de los abusos cometidos contra ella y otros. Ella ha demostrado un valor extraordinario al relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas”, indicó el Comité que otorga el galardón.

Murad vivía con su madre y sus 12 hermanos en el pueblo de Kojo, al norte de Irak, cuando el 3 de agosto de 2014 llegaron combatientes del Estado Islámico. Fue secuestrada y vendida como esclava sexual. La joven logró escapar gracias a la ayuda de los vecinos. Acabó en un campo de refugiados de Irak y después se trasladó a Alemania.

En tanto, el médico Mukwege dirige el Hospital Panzi en la ciudad de Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo. Abierta en 1999, la clínica recibe a miles de mujeres cada año, muchas de ellas necesitadas de intervenciones quirúrgicas por la violencia sexual que sufrieron.

“El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres como estrategia y arma de guerra”, apuntó el Comité Noruego.

Mukwege se enteró que fue galardonado cuando estaba el quirófano de su hospital de Panzi practicando una operación. “Estaba en el quirófano (…) de repente entró gente y me informaron sobre la noticia”, dijo Mukwege al periódico noruego VG.

Relacionadas

Close