ColumnasLa Libelula

Columna La Libélula – David Bowie, el arte de la versatilidad

La Libélula

David Bowie, el arte de la versatilidad

Por Divandino

Existen genios de la música que, a lo largo de los años, marcaron un hito por su originalidad, por su propuesta y por su versatilidad. Uno de los que revolucionó la manera de ver, escuchar y sentir la música, es el llamado “Duque Blanco” o “El Camaleón del Rock”, David Bowie.

El mes de enero está marcado por el espectro creativo del gran Bowie y las coincidencias que invitan a la suspicacia y al misterio; nace un 8 de enero, al igual que otro grande como Elvis Presley y como el famoso físico Stephen Hawking; muere, además, el mismo mes que Galileo Galilei, la eminencia científica del Renacimiento.

David Robert Jones, conocido artísticamente como David Bowie, no tuvo la suerte ni la buena estrella al inicio de su carrera. Fue un hombre que a base de perseverancia y, muchísimo talento, se abrió paso en el mundo del rock y el pop en general, alcanzando gran notoriedad en 1969 con su clásico “Space Oddity”.

Fue una estrella en el firmamento sonoro que le dio personalidad y un tono conceptual a la música. No solo fue un reconocido músico, sino también un gran productor, actor y diseñador, que pudo compaginar sus diferentes facetas en discos inigualables y personajes ficticios. No por nada interpretó a su alter ego Ziggy Stardust, ese hombre del espacio exterior cuya misión era salvar el planeta tierra.

Durante la década de los 70 y gracias al auge del movimiento glam, el camaleón del rock brilló por sus constantes reinvenciones musicales y visuales, con éxitos como “Starman” y “Fame”. Su estancia temporal en Alemania tuvo sus frutos en la llamada trilogía de Berlín, con discos como el minimalista Low, junto al otrora genio Brian Eno –con quien vuelve a trabajar casi treinta años después-.

Para los 80, Bowie consiguió un éxito comercial con hits muy pop como “Let’s Dance”, “Modern Love” y “China Girl”. Durante las décadas de los 90 y 2000, experimentó con distintos géneros y sonidos, destacando el Jungle, el Drum and Bass y el rock industrial; sus discos Outside y Eartling marcaron toda una época en las nuevas tendencias de aquellos años.

Sus colaboraciones siempre significaron un plus dentro de su carrera, desde sus trabajos con figuras como John Lennon, Brian Eno, Iggy Pop, Mick Jagger y Queen, hasta los que realizó con Trent Reznor, Placebo y Arcade Fire.

Muchos artistas, bandas o solistas se vieron influenciados por esa versatilidad e innovación y otros más, muchos más, siguen homenajeando al músico inglés de diferentes maneras. Los ejemplos sobran, pero artistas de la talla de Radiohead, Kiss, Boy George, The Cure, Florence and the Machine, Keane, Arcade Fire, Lana del Rey o Lady Gaga han llevado estampado mucho de Bowie en su estilo.

Siendo el tema “Heroes” el más versionado, gran cantidad de bandas han hecho covers de cortes tan entrañables, como “The Man Who Sold The World, “Ashes To Ashes”, “Life On Mars”, “Young Americans”, “Space Oddity”, entre muchas otras.

El arte lo llevó siempre consigo hasta la tumba, sellando su muerte con el extraordinario y último disco  Blackstar, material que se estrenó dos días antes de su fallecimiento.

En este naciente 2019, el pasado 8 de enero, en el que Bowie cumpliría 72 años, se lanzó al mercado una aplicación –una app llamada David Bowie Is…- que recorre la exposición homónima  presentada en museos de Alemania, Estados Unidos, Francia, Brasil, Japón, Italia, Inglaterra, entre otros países. Son 500 imágenes en muy alta resolución y que capturan las diferentes facetas de este icono de la música y que lo convirtieran en toda una leyenda (notas, letras, trajes, videos, bocetos y algunas de sus pinturas).

En México, exactamente en la ciudad de Guadalajara, alcanzamos a ver personalmente una exposición del fotógrafo Fernando Aceves sobre la visita del “hombre de las estrellas” a nuestro país; diferentes placas en mediano y gran formato que daban cuenta de su fascinación por nuestro país, por su arte y por su cultura, en concreto de la Ciudad de México.

David Bowie dejó un legado inmenso, no solo en el mundo de la música, sino en diferentes tópicos del arte contemporáneo. Y, claro, su contribución visual y sonora al negocio del entretenimiento.

A tres años de su partida a las estrellas, Bowie sigue siendo sinónimo de originalidad, búsqueda y versatilidad.

Síguenos en:

Twitter: @lalibelularadio

Facebook: La Libélula Radio

E-Mail: lalibelularadio@gmail.com

Escucha lo mejor del rock, Indie y música electrónica en www.lalibelularadio.com

EL PALOMAZO

Te dejamos el principio y fin de este ídolo conceptual (cuando nace y fenece como una estrella):

https://www.youtube.com/watch?v=iYYRH4apXDo

https://www.youtube.com/watch?v=kszLwBaC4Sw

Relacionadas

Close