GENERALNacional

Estaciones migratorias dejaron de ser centros de reclusión: Encinas

Redacción / Excelsior. México, 10 febrero 2019.- La caída en la detención y repatriación de migrantes, de diciembre pasado a la fecha, se explica por la nueva política sustentada en regularizar más que en recluir extranjeros, señaló la Secretaría de Gobernación (SG).

En el caso de Honduras, el grupo más numeroso de migrantes de paso por México, la baja fue de 60 por ciento en diciembre respecto del promedio del resto de los meses de 2018.

Las estaciones migratorias tendrán un papel distinto; ya no van a ser centros de reclusión, dijo a La Jornada el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la SG, Alejandro Encinas.

Las estadísticas de Gobernación muestran una baja en el número de extranjeros presentados ante el Instituto Nacional de Migración (INM) de cerca de 50 por ciento a escala general, respecto del último mes del sexenio pasado, pero al mismo tiempo hay un alza de 40 por ciento en la expedición de tarjetas de visitante por razones humanitarias, respecto al registro de 2017. Ese documento ha sido el mecanismo utilizado de manera preponderante en la actual administración para permitir el paso de migrantes y regularizar su estancia en México.

En el primer caso, de extranjeros presentados, el acumulado de 2018 fue de 138 mil 612; si bien es notablemente superior al de 2017 (93 mil 846), y más bajo que en 2016 (186 mil 214), la declaración del subsecretario anticipa una baja progresiva durante 2019.

En noviembre pasado, fueron presentados ante la autoridad 12 mil 663 migrantes y en diciembre la cifra cayó a 6 mil 637, aunque como se mencionó, los grupos más grandes (Honduras, El Salvador y Guatemala) muestran mayor reducción de gente detenida en estaciones migratorias.

El subsecretario Encinas precisó que el ingreso de extranjeros en presunta situación irregular se mantiene en los niveles esperados y la participación en las caravanas es sustancialmente inferior respecto del primer grupo que entró a la nación en esta modalidad en octubre pasado.

Hay que recordar, destacó el funcionario, que la anterior caravana tuvo más de 10 mil participantes; hoy tenemos mil 600 en Piedras Negras, Coahuila, y llegaremos a 2 mil 300 con los que están en tránsito.

El INM difundió ayer imágenes del reparto de alimentos a migrantes centroamericanos, con la participación de elementos del Ejército, en el albergue ubicado en Piedras Negras, donde igualmente siguió el registro de solicitudes de tarjetas de visitante por razones humanitarias.

Del otro lado, en la frontera sur, el INM había entregado hasta ayer poco más de 12 mil tarjetas de visitante, y casi mil en Ciudad de México.

Alejandro Encinas comentó que las estaciones migratorias seguirán en operación para albergar a quienes no cumplan con los requisitos de la ley, en tanto se define su situación jurídica.

Actualmente, explicó, el nivel de alojamiento ha bajado por los planes de regularización.

Señaló que el flujo de personas es constante, en los niveles esperados, en grupos de personas que son atendidas en materia de alimentación y salud, de ahí que lamentó las expresiones acerca de que los migrantes son un foco de riesgo sanitario.

(Esa posición) parte de una estrategia discriminatoria y estigmatización a los migrantes, lo cuales es lamentable, expresó.

Relacionadas

Close